Ciudades inteligentes: Obtener datos hoy para tomar decisiones mañana

by | Jul 2, 2021 | Tecnología | 0 comments

Los seres humanos estamos en constante cambio y modificamos nuestros hábitos de una manera muy veloz. Ciudades que hace 10 años eran recorridas caminando de un lado a otro, ahora requieren sistemas de transporte y vialidades cada vez mas eficientes.

El cambio rápido hace que una ciudad actual necesite soluciones nuevas y creativas para solventar las necesidades de los ciudadanos que viven en ellas, lamentablemente muchos gobiernos aún ponen en práctica soluciones del siglo pasado para los problemas actuales. Las ciudades inteligentes pretenden cambiar la manera de tomar decisiones, basados en datos reales y no en estimaciones, lo que conocemos como el bigdata.

El uso de tecnologías para mejorar la gobernabilidad pretende mejorar la calidad de vida de los habitantes, son un excelente recurso para nuestros líderes o cualquier persona que quiere mejorar el futuro urbano. Los núcleos urbanos desempeñan un papel fundamental en la historia del desarrollo humano y a lo largo de los años hemos visto como una ciudad se convierte en verdadero paraíso de primer mundo o en ruinas de alguna civilización.

Una de las principales características de la investigación es la observación, pero el crecimiento acelerado de las urbes nos deja poco espacio para hacerlo. Las tecnologías de la información han venido a ayudarnos con esas tareas, desde la revolución industrial no se habían visto cambios tan veloces como los tenemos hoy día y somos incapaces de medir el crecimiento de nuestras localidades con métodos tradicionales como las encuestas o los censos.

Como tal es difícil dar una definición oficial de ciudad inteligente, muchos se refieren a ellas como las que usan las tecnologías para ofrecer caminos mas cortos en la gobernabilidad y así acercar los servicios y programas sociales a la ciudadanía a través de herramientas tecnológicas, aunque una mejor definición se centra en la mejora de la calidad de vida de sus habitantes y por ello tiene un alcance mas amplio ya que no solo se centra en la gobernabilidad, sino que además repercute en factores sociales, económicos y ambientales, entre otros.

La obtención de datos a través de tecnologías de la información es lo que conocemos como “Big Data”, con estos datos se pueden generar patrones de comportamiento de sus ciudadanos para así obtener beneficios dentro de las ciudades inteligentes.

Movilidad.

Se pueden aprovechar los datos para mejorar la movilidad de sus habitantes, recopilando todo tipo de datos sobre el tráfico en tiempo real mediante sensores que permiten monitorear y controlar la circulación.

Seguridad Pública.

Usando datos significativos se puede determinar cuales son los delitos mas comunes, las áreas más conflictivas y los horarios con mayor incidencia delictiva. De este modo las ciudades inteligentes buscan predecir y luego prevenir crímenes antes que se cometan e incluso redistribuyen los servicios de emergencia con mayor eficiencia.

Crecimiento sostenible y planificación.

Con un análisis periódico se pueden determinar los cambios que son necesarios en el crecimiento de cualquier metrópoli, de esa manera se evitan asentamientos humanos en zonas con difícil acceso de servicios públicos tan básicos como el agua, el alcantarillado o la electricidad.

Estas son solo algunas de las aplicaciones del Big Data dentro de la toma de decisiones de las ciudades inteligentes, pero sus utilidades van creciendo cada día más y también con ellas la manera en la que se recopilan esos datos. Solo el tiempo mostrará los beneficios que aportan estas urbes conectadas en el desarrollo de sus habitantes.